martes, 31 de enero de 2012

Érase una vez Nintendo

31 de enero del 2012
19:39 pm
2ºC ahí fuera

Escribo esta entrada para leerla dentro de algún tiempo y pensar un "¡qué tiempos aquellos!"

Vamos, Merche, hay que ser realista... quiero ser realista... voy a ser reali... ¡pero qué digo! Si nunca lo he sido, ¡nunca lo seré! Siempre he sido de las que sueñan despiertas y viajan dormidas. Por más que lo he intentado, nunca he conseguido anclar mis pies en un sitio y estar a gusto, así que... ¡seguiré así!

A lo que iba... ¿por qué esta entrada? Porque hace unos tres días "alguien" (no me acuerdo quién, la verdad) publicó en twitter un enlace en el que Nintendo buscaba testers. A los que lleváis un tiempo en el mundillo de los blogs, se os estará empezando a abrir la boca, a punto de bostezar. ¡Pero para mí es totalmente nuevo! La sensación de que algo "tan grande" esté al alcance de mi mano es indescriptible.

Así pues, a las dos de la mañana mandé mi CV (sin foto, no encontré ninguna y no me apetecía pegarla...) y redacté deprisa y corriendo una carta de motivación. Sí, lo sé. Hice todo lo que no se debe hacer cuando pides un trabajo que deseas. ¡Pero así fue! Y como sé que mucho de lo extraordinario pasa cuando menos (y cuanto menos) lo planeas, allá que fui a mandarlo todo.

Hoy, tres días después, me han contestado. Tengo un email en el que me explican cómo corregir los dos textos de prueba que Nintendo requiere para pasar al siguiente paso: entrevista en Frankfurt. Con toda la ilusión del mundo, me he puesto a corregir con todos los diccionarios en papel desempolvados (parece más profesional, aunque ha sido de poca utilidad) junto a mí.

- ¡30 minutos máximo para ambos textos!- susurró Nintendo.
- Lo sé, lo sé. No seas pesado - dije yo, con aires de superioridad.

(15 minutos después...)

- ¡Dios mío, esto es imposible! ¿Quién ha escrito esto? ¡No se trata de corregir faltas sino de pillar sentido y retocar, manteniendo los rasgos del habla coloquial mexicana!

Así pues, he tardado 30 minutos en el texto español y los recomendados 15 minutos en el de inglés. Y de repente, me siento mala persona. ¡He engañado! Me dijeron que si superaba los 15 me diera por vencida porque en la entrevista me darían algo más difícil para corregir y me darían solo 10 minutos... ¡¡Qué he hecho!! ¡¡He engañado a Nintendo!!

A pesar de estar apesadumbrada por no haber respetado el tiempo que me pedían, voy a seguir adelante y a mandar los textos. Es una locura, porque entre otras cosas (si me llamaran) tendría que dejar de lado la carrera (a falta de un año y medio) para dedicarme a algo que nunca he probado. Se me plantean mil preguntas, pero otras mil trompetas en mi cabeza me advierten de que tan solo me han mandado una prueba que seguramente le hayan enviado a otras miles de personas...

Así que, queridos niños, aquí acaba (¿?) la historia de Merche y Nintendo, ¿o puede que empiece?

Se despide desde su Frankfurt mental, Merche.

XOXOXOXO


PD: Moraleja subyacente: nunca os fiéis de leer sólo lo que está en negrita o podéis entender lo que no es :-)

domingo, 29 de enero de 2012

Con "Ma" de "Madurez": másteres


Desde que empecé este blog (apenas hace una semana y media y ya tiene más de 1800 visitas, ¡gracias!) he entrado en muchos otros y leído infinidad de entradas. En muchas de ellas se habla sobre la pregunta del millón: estudiar un máster: ¿sí o no? En esta entrada aportaré una reflexión que me gustaría compartir, con el fin de que tanto los que habéis estudiado uno como los que no deis vuestra opinión:

En España existe la mala costumbre de pasar del instituto a la universidad sin apenas plantearse qué es lo que se quiere estudiar, sin estar seguro de quién se es, a qué se aspira, etc. Quizá se deba al "asequible" precio (en comparación con otros países como Canadá o Estados Unidos) que tiene la matrícula.

Esta entrada masiva de estudiantes confusos tiene consecuencias nefastas en las aulas de muchas (por no decir todas) las facultades. Son muchos los que prueban suerte con estudios que no les convencen y tardan dos, tres, o más años en darse cuenta qué es lo que realmente les gusta. Otros, por el contrario, se quedan en una carrera que parece no gustarles "por tener un título", es decir, estar por estar.

En traducción, es frecuente escuchar por los pasillos comentarios del tipo "qué tontería de carrera, cuatro años para aprender a poner comas" o "en esta carrera acabas el 90% de las veces de profesor de español para extranjeros". Que los propios alumnos, que supuestamente están ahí porque quieren, digan eso, hace que los ánimos (al menos los míos), decaigan.

No son pocos los que siguen (desde el instituto) con la tóxica dinámica de quejarse y criticarlo todo, e incluso burlarse de los profesores. A apenas año y medio para salir al mercado laboral, pocos son los que pueden evitar el bostezo cuando se les habla de currículum, experiencia profesional o el (temido) mercado laboral. Por todo ello, una termina la universidad con la sensación de haber estado en una prolongación del instituto (exceptuando la calidad de los profesores, que no es poco :)).

Aunque no puedo comparar de primera mano, estoy segura de que estoy en lo cierto si digo que "la universidad ya no es lo que era". Como sabéis, vivo y estudio en Salamanca, y cuando piso las aulas en las que los alumnos de Fray Luis de León tenían que memorizar todas las materias, no puedo creer que "en solo unos años" todo haya cambiado tanto. ¿Dónde quedaron las ansias por conocer más y más?

En fin, por todo esto, creo que es una muy buena idea estudiar un máster siempre que se pueda. Del máster espero que sea el equivalente de lo que yo pensaba que sería la universidad: gente que sabe dónde está, que valora lo que tiene y que da lo mejor de sí misma porque es consciente de por qué está ahí. Gente que ya ha tomado una decisión (de mayor o menor envergadura) y está dispuesta a trabajar y a disfrutar con lo que ha elegido estudiar. Vamos, lo que debería ser un grado/licenciatura pero que (yo considero) no lo es.

¿Qué pensáis vosotros?
Los que habéis cursado uno... ¿por qué lo hicistéis? ¿Fue gratificante desde el punto de vista personal y académico?
Los que no... ¿tenéis pensado hacer uno? ¿Por qué si o por qué no?

Actualmente existe también la opción de cursar algunos másteres online. ¿Qué opinión os merecen? Sacrificar el sabor de las aulas por la comodidad, ¿merece la pena?



martes, 24 de enero de 2012

Libros (literalmente) IMPOSIBLES de traducir


Dicen que todo es traducible, hasta la poesía, pero... ¿y cuando realmente no se puede? ¿Conocéis algún caso? Hace tiempo, viendo Españoles en el Mundo (Islandia) (minuto 3.35), entrevistaban a una chica cuyo novio, el escritor Ottar Martin Norðfjörð, había escrito un libro de poesía..."curioso".
Está escrito en orden alfabético; cada capítulo se centra en una letra (del alfabeto islandés), y dentro de ese capítulo todas las palabras empiezan por la letra elegida. ¡pero no solo eso! ¡Las palabras de dicho capítulo están a su vez en orden alfabético! Y sin olvidar que todo es poesía...
Cuando lo escuché me pareció interesantísimo desde el punto de vista del traductor...
¿Podéis imaginaros algo más difícil de traducir?
Y vosotros, ¿conocéis algún caso?

Menos "like" y más palabras

Que este sea un blog sobre traducción (e interpretación) no quita que se puedan expresar reflexiones sobre otros temas relacionados. En este caso me centraré en la importancia del uso (diario) de nuestra lengua, para no perder la práctica a la hora de expresarnos (y, ya de paso, facilitar la tarea de los intérpretes).

Que si granjas, que si tweets, que si eventos, que si grupos...

No estar al día con las redes sociales tiene un precio en el día a día. El (supuesto) aislamiento por el desconocimiento es abrumador, y esto mueve a muchos a formar parte de ellas sin dudarlo, pero, ¿os habéis dado cuenta de que la expresión escrita está pasando a un segundo plano? Una noticia, una foto, una canción que en otra época (i.e. hace tres o cuatro años) habría suscitado comentarios de diversa índole, actualmente queda reducido a un simple "Like".


¿Qué fue de las extensas reflexiones explicando las razones que te llevan a pensar de determinada manera? Si seguimos así, en unos años cuando nos pregunten qué opinamos tan solo levantaremos el pulgar y ni siquiera sabremos qué significa. ¿Cuántos de vosotros sabe qué implica pulsar el botón "like"?

Imaginemos una publicación en Facebook del reciente fallecimiento de la increíble Etta James. Si yo publico una entrada en la que se cita un artículo que habla sobre su muerte, significa...

...que te gusta que haya muerto
...que te gustaba Etta James
...que te gusta el artículo
...que te gusta el artículo porque te gusta quien lo ha escrito
...que no conoces a Etta James pero quieres parecer interesado
...que te cae bien la persona que lo ha publicado
...que te gusta...

¡Que alguien me lo aclare! Y estas opciones se multiplican cuando lo que te gusta es un comentario o una foto de un "amigo" (te gusta la foto, te gusta la persona, te gusta que lo publique, te gusta pero de manera irónica, no te gusta, te parece ridículo, etc). Se nos está yendo de las manos, y los sentimientos se están quedando reducidos a un símbolo ideado por especialistas en publicidad de una empresa concreta. Esto es otro claro indicador de capitalismo, después de todo. ¿Se creerían nuestros abuelos (a los que escuchábamos contar historia sin importar el tiempo que tardaran) que hemos sustituido la expresión de nuestras emociones por un símbolo comercial?

Por la confusión e indiferencia que provocan esos "like"... ¡acompañad un pulgar levantado con una pequeña reflexión! No perdáis la sana costumbre de pensar y de tener claro cuál es vuestra opinión y cómo la expresaríais.

¿Os imagináis que los críticos de cine simplemente puntuaran la película sin explicar por qué? ¿Os imagináis que desaparecieran las condolencias, las felicitaciones, las réplicas, los halagos, los malentendidos...?, es decir, ¿os imagináis que desapareciera la interacción?

Las redes sociales presumen de acercar a los que están lejos (y, añado yo, alejan a los que están cerca) y de ser una revolución en el ámbito comunicativo pero ¿acaso no nos están haciendo caer en una excesiva economía lingüística? Entre los "likes" y los mensajes esquemáticos que permite twitter...
¿no estamos dejando de lado la comunicación, en la época de las telecomunicaciones?


sábado, 21 de enero de 2012

Los niños, el inglés y la traducción audiovisual




A diario escuchamos la importancia de aprender inglés y casi al mismo tiempo se habla del bajísimo nivel que tiene un ciudadano español medio. En algunas escuelas se presume de "enseñanza bilingüe" pero... ¿sabíais que sólo dan conocimiento del medio en inglés? Actualmente trabajo en una academia de inglés dando clases a niños y cada vez me sorprendo más con sus dificultades (con 8 años, ¡ya les falta base!).

Sinceramente creo que tiene que ver con que no saben qué utilidad tiene aprenderlo. Si les gusta la plástica o la gimnasia es porque ven resultados, ven que pueden usarlo en su vida real (si juntas azul con rojo te sale morado, si calientas los músculos luego no te dolerá...). Sin embargo, el inglés se aborda como una asignatura más, que destacan como importante pero no explican de qué les sirve. ¡Claro! ¡Es fundamental para encontrar un trabajo y conocer gente de otras culturas! Dile eso a un niño de 6, 7, 8 años y te mirara con cara de interrogación.

Si cuando encienden la televisión todo está en castellano, "¿qué necesidad tienen de esforzarse para entender una serie en su tiempo libre?", si los libros que leen están en castellano ("si ya les cuesta entenderlo en español, ¡imagínate en inglés!"), si los espectáculos que ven también... ¡Todo sigue en castellano a pesar de destacar la importancia de aprender inglés!

Cuando a una persona (y más un niño) se le impone que tiene que aprender X materia "sin venir a cuento", creo que cuesta mucho más que si tienes una razón que le anime a hacerlo. En mi caso, no me veo capaz de ponerme a estudiar un nuevo idioma si no hay una razón de peso por la que lo quiera aprender. Ponerme a estudiar hindi sin razón alguna es el equivalente de aprender inglés para un niño.

¿Por qué no se organizan más intercambios lingüísticos (¡de niños!) en las escuelas? Los niños tienen la imagen de que el inglés lo hablan los adultos (sus profesores, sus lectores...) y como ellos no lo son, ¿por qué aprenderlo? ¡Necesitan estímulos (sociales) interculturales! Que cada uno de ellos encuentre la razón para querer aprenderlo: ya sea hablar con un amigo inglés (que haya conocido de intercambio, o a través de algun evento organizado por la escuela), entender las series (porque ha juzgado y le gusta más la voz en inglés), etc etc.

Nunca deja de sorprenderme como cuando les digo que "murciélago" se dice "bat" me dicen..."¡Ahhhh! Por eso el murciélago de la serie se llama batbat". Cosas como esas le hacen a una darse cuenta de que los niños son muy receptivos y aprenderían inglés con más entusiasmo y, por tanto, tendrían mejores resultados, si la técnica fuera mejor.

Todo lo mencionado anteriormente es lo que me tiene convencida de la importancia de la traducción audiovisual (de videojuegos, concretamente) en la sociedad actual. Sinceramente, yo aprendí un inglés más útil con los Pokémon y con videojuegos de la "play" (la 1...) que en clase.

En las series, películas y videojuegos, me parece importante mantener los nombres en inglés, y no entiendo que cuando se habla de una fiesta tradicional inglesa/americana se tenga que adaptar y cambiarlo por "navidad" o algo similar, por ejemplo. Son nuevas realidades que los niños deben asumir y por las que acabaran interesándose de tanto oírlas. Si son capaces de memorizar nombres impronunciables de alienígenas y mundos paralelos, ¿qué daño les puede hacer empezar a acostumbrar sus sentidos a nuevas realidades?

Que cada vez haya más peques de diferentes nacionalidades en una misma clase no les hace automáticamente más tolerantes. Más allá del colegio hay vida y, por suerte o por desgracia, esa vida va muy ligada a las series, películas, videojuegos... La traducción audiovisual juega un papel crucial en nuestra sociedad; después del colegio, cada vez antes las nuevas tecnologías sientan las bases del lenguaje del niño. Porque no sólo es educativo el brain training y cuando más aprenden es cuando están "descuidados" y entretenidos.

Por todo esto y mucho más, la traducción audiovisual (la dirigida a niños especialmente) me parece un campo inmenso y absolutamente crucial para el futuro del inglés en España. Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿compartís mi opinión o pensáis de otra manera? Feel free to comment!

viernes, 20 de enero de 2012

Prueba de acceso a Traducción e Interpretación en Salamanca

ENTRADA ACTUALIZADA a fecha 01/4/2016

Examen de acceso para el curso 2016-2017



¡EXAMEN DE ACCESO, 20 de junio de 2016!

Más información aquí

Notas:
  • Fecha tope para realizar la solicitud del examen: 16 de junio. Este es el formulario
  • NO hay convocatoria en septiembre
  • Este es el calendario con las fechas y las horas de los exámenes
  • Estas son algunas de las pruebas de acceso de años anteriores


Somos muchos los que, en su momento, navegamos por Internet intentando encontrar un modelo del examen de acceso a la Facultad de Traducción de Salamanca. Allá por el 2007, año en el que realicé (sin éxito) la prueba por primera vez, no encontré ni uno solo, así que al salir del examen, corrí para apuntar el título de los textos y así subir el primer ejemplo real de la prueba de acceso. Desde entonces, otros estudiantes han tomado ejemplo y lo han subido prácticamente cada año.

Más abajo encontraréis el enlace para descargaros los textos de los años del 2007 a 2011.

Sobre la prueba, os puedo decir algo: no es ni fácil ni difícil... ¡es subjetiva!

El examen ha cambiado respecto de cuando yo lo hice, pero gracias a vuestros comentarios y compaginándolos con lo que hay disponible online, he recopilado la siguiente información:


PARTE ESCRITA





  • Parte 1 (90 minutos, obligatoria): Se entregará un texto en español de una extensión entre 900 y 1.100 palabras. Aquí tendrás que escribir un resumen en la lengua elegida de una extensión aproximada de 250/300 palabras. Consejos: utiliza tus propias palabras, usa buenos nexos entre párrafos, no metas "paja" (detalles sin importancia) ni ejemplos y estructura bien el texto.

  • Parte 2 (90 minutos, obligatoria): Se entregará un texto en español de una extensión entre 900 y 1.100 palabras. Basándote en él tendrás que redactar un texto de opinión en español de entre 250 y 300 palabras. Consejos: no repitas expresiones, contenidos, ejemplos, estructuras... Lo que quieren es ver cómo te expresas tú cuando toca despegarte del texto. 

  • Parte 3 (90 minutos, opcional, por la tarde): Se entregará un texto en español de una extensión entre 900 y 1.100 palabras. Aquí tendrás que redactar en la lengua extranjera elegida (francés, inglés o alemán, distinta de la elegida para la parte 1), un resumen de entre 250 y 300 palabras.

Como os podéis imaginar, no es una prueba de la que salgas sabiendo en qué has fallado. Se trata de esforzarse para que tu resumen refleje lo que se dice en el original de manera fiel, y, sobre todo, correctamente. Es decir, hay que cuidar tanto el contenido como la forma, la estructura, el registro... Por supuesto, no debe haber errores que te dejarían fuera automáticamente, como errores ortotipográficos.



EVALUACIÓN DE LA PARTE ESCRITA


  • La prueba escrita se calificará como APTO o NO APTO. Para superarla será preciso obtener la calificación de APTO. No hay nota.
  • Para obtener la calificación de APTO en la prueba escrita, hay que aprobar tanto la parte 2 como una de las otras dos (la 1 o la 3). La primera en corregirse será la parte 1; en caso de no superarla, y como segunda oportunidad, se corregirá la parte 3.
  • En la valoración de las tres partes, se tendrán en cuenta los siguientes cuatro parámetros:
    •  El grado de adecuación al registro textual exigido: un texto escrito en estándar culto con un nivel de formalidad medio. Se valorará negativamente el uso de excesivos coloquialismos y de expresiones, estructuras y giros ajenos al registro propio de los textos formales.
    • El nivel de comprensión del texto original y la capacidad para resumirlo (partes 1 y 3).
    •  El grado de corrección en la estructura textual del resumen, específicamente en lo referido a la coherencia y a la cohesión textuales (orden de la información, organización textual, uso de los enlaces y conectores textuales, etc.).
    • El nivel de precisión formal del texto desde el punto de vista léxico y gramatical. 

Si aprobáis la parte escrita, pasaréis al examen oral:



PARTE ORAL
(27 o 28 de junio de 2016)


Consiste en una conversación de unos 15 minutos, en la lengua extranjera de acceso en la que se haya obtenido dicha calificación. Cuando yo la hice, la conversación partía de la descripción de una fotografía que te enseñaban ellos. Temas habituales son el cambio climático, la contaminación, y demás temas que probablemente os hayáis preparado para Selectividad.

Por ejemplo, una imagen de unos osos polares sirve como punto de partida para abordar el tema del deshielo. Los profesores quieren juzgar tu fluidez, soltura, corrección, pronunciación, etc. Si te quedas en blanco, te harán alguna pregunta para desbloquearte, sea sobre la fotografía o sobre ti mismo. A mí, por ejemplo, me preguntaron sobre mi apellido (Lledó) y si sabía que el "lledar" es un árbol, blablabla.

La prueba p
odrá ser en español en el caso de aquellos candidatos cuya lengua materna no sea esta lengua. 

Dicho esto, a continuación os dejo los exámenes de años pasados. (ACTUALIZACIÓN 2016: en la web de la USAL podéis encontrar muchos más textos) Os los podéis descargar desde esta carpeta de DropBox. Son los de 2007, 2008, 2009, 2010 y 2012 (por cierto: el texto "prueba_salamanca_2012_francés" es el mismo que se usó para inglés ;)). Dos de ellos los he tomado del apartado "modelos de examen" de aquí.


----------

LA CARRERA: ESTUDIAR TRADUCCIÓN E INTERPRETACIÓN EN SALAMANCA


Os lo digo desde ya, y no tiene por qué echaros para atrás (de hecho espero que no sea así, sino al contrario): el trabajo será incesante. Y añado: afortunadamente :-)

No es una de esas carreras en las que haya que estudiar antes del examen, ni de las que hay que memorizar, ni de las que te examinan de teoría, no. 

Se trata de una carrera eminentemente práctica. Desde el principio vuestra principal tarea será organizaros el tiempo para que os dé tiempo a todo. En esta carrera he aprendido mucho más que a traducir: desde bien temprano uno empieza a conocerse a fondo y a darse cuenta de la importancia de organizarse el tiempo. Al principio, cuando uno llega del instituto, choca la cantidad de "tareas" que se tienen (al menos yo pensaba que en la universidad no habría "deberes para casa"). Sin embargo, os aconsejo abrir vuestra mente y daros cuenta de lo mucho que estaréis aprendiendo con cada encargo y cada clase. En serio, disfrutadlo: seguro que al final seréis vosotros los que queráis dedicarle más y más horas a una traducción, a un trabajo, etc, para dejarlo perfecto. Es una carrera que pueda llegar a ser muy motivadora y en la que todo depende de ti.

Somos muy poquitos en clase, lo que es un lujo para poder disfrutar de una enseñanza prácticamente personalizada. Que no se os queden dudas en el tintero, tenéis a los profesores a vuestra disposición y, os aseguro, que acabaréis hablando con ellos (y de ellos) como si fueran de la familia.

Muchos os preguntaréis qué salidas tiene esta carrera. Esto lo iréis descubriendo vosotros a lo largo de los estudios, pero os adelanto que estamos aprendiendo a manejar con soltura y perfección nuestra lengua materna y aprendiendo cómo funciona otra extranjera. Así visto, os daréis cuenta de la cantidad de trabajos en los que se necesita algo así! Hay quien ha acabado en organismos internacionales (ONU, ONUSIDA, UE...), pero también de profesor, periodista, corrector o creativo publicitario. Todo está en nuestra mano, el amor por la lengua española es extrapolable a cualquier campo donde la escritura y corrección sean inherentes a su condición :-)

¡En fin! Espero que esto le haya servido de ayuda a la gente que está planteándose entrar. Si no he mencionado algo que consideréis importante, ¡dejad un comentario y resuelvo más dudas!

ACTUALIZACIÓN: hace un tiempo me preguntaron sobre la prueba de acceso al segundo ciclo, pero al pasar de licenciatura a grado se ha eliminado la opción de poder acceder a tercero porque ya no hay "ciclos".

jueves, 19 de enero de 2012

II International Conference on Translation and Accessibility in Video Games and Virtual


¿Os habéis planteado la cantidad de nuevas puertas que se le abren al traductor con el surgimiento de nuevas tecnologías como las aplicaciones, los ebooks, las tablets y los videojuegos, entre otros muchos?

¡El próximo mes de marzo habrá un congreso precisamente sobre eso en Barcelona!


Se celebrará los días 22 y 23 en la UAB y el precio para los estudiantes (que no somos de esa universidad) son 90 euros, incluyendo los cafés y tentempiés en los descansos y la cena del último día. La conferencia será en inglés y entre los asistentes seguramente esté Pablo Muñoz Sánchez, el creador del exitoso blog sobre traducción "algomasquetraducir"y que ha estado trabajado para Nintendo en Alemania con solo 26 años --> @pmstrad .

¡Preguntas, preguntas y más preguntas!


Dicen que el primer año es el más difícil porque tardas en adaptarte a la carrera y todo es muy confuso... ¡Pues yo pienso que cuanto más se acerca el final más preguntas te surgen! Cuanto más conoces, más puertas se abren y más difícil es elegir.


Traducción de textos médicos, jurídicos, literarios, turísticos, traducción audiovisual... ¡hay tanto donde elegir...!


¿Y cómo se supone que sabremos qué camino escoger?
¿O es que el camino nos elegirá a nosotros?
¿Tendremos una revelación?
¿Tendremos "la suerte del principiante"?
¿Cuánto tardaremos en encontrar nuestro primer trabajo de traductores?
¿Queremos salir al mercado laboral o seguir formándonos?

Y si es así...

¿dónde formarnos?
¿qué más estudiar?
¿debemos cursar un máster?
¿cómo saber si ese máster es el adecuado?
¿intentar conseguir prácticas no remuneradas?
¿comenzar con el voluntariado?
¿pero no decían que nunca trabajemos gratis?
¿dónde acabaría el voluntariado y comenzaría el trabajo remunerado?
¿debo buscar trabajo en España o fuera?

Si es fuera...

¿Dónde ir?
...

Preguntas, preguntas y más preguntas. Estas son solo algunas de las cuestiones que merodean mi mente con cierta tranquilidad a día de hoy pero que, dentro de unos meses, posiblemente me quiten el sueño.

Estoy segura de que no soy la única, así que si te sientes así, ¡cuéntanoslo!

Por mi parte, recomiendo acudir a tantos congresos y conferencias (de todo tipo) como se pueda no solo con el objetivo de aprender (y, quizá, conocer a gente interesante) sino también con el fin de empezar a "descartar" lo que nos atraiga menos. Aun así, ¡nunca digas nunca jamás!

¿Quién sabe si a alguien que se marea con solo leer términos médicos acabará traduciendo manuales de cirugía plástica?

¿¿Otro blog para traductores??



Sí, otro blog para traductores. Creo que nunca están de más las páginas que informan sobre posibles eventos que puedan ser de interés para nuestra (futura) profesión, pero en los tiempos que corren tampoco está de más compartir experiencias, primeros pinitos, reflexiones sobre el trabajo del traductor e inquietudes que nos acechan a los que estamos a punto de introducirnos en el mercado laboral "con una mano delante y otra detrás".

Para todos, ánimo y bienvenidos a Traducir&Co.