domingo, 30 de septiembre de 2012

¡Feliz gremio!

Nada, si era por no escribir otra entrada más con el mismo título que los otros blogs, pero vamos, que en el fondo lo que quería decir es...


¡Feliz Día Internacional del Traductor!

En lugar de plantearme lo necesarios que somos, lamentar la poca consideración que se nos tiene o recordar nuestra invisibilidad, en esta entrada simplemente quiero expresar mi felicidad por pertenecer a este gremio.

Ya son muchos los congresos a los que he asistido, y siempre me ha gustado la cercanía y la solidaridad entre traductores. Como en todo, están los que hablan desde una experiencia que casi quita la respiración, y los que, poquito a poco, tenemos la intención de hacernos un hueco en este mundo a base de traducir y traducir.

Me parece que tenemos mucha suerte de que la profesión nos obligue a estar en contacto con Internet y cada vez más en las redes sociales. Es una manera estupenda de materializar todo el compañerismo tan característico de la profesión. Interconectados ¡los traductores podemos ser infalibles!

Por todo esto y mucho más... ¡Feliz Día Internacional del Traductor!

Genial viñeta a través de @TranslatorFun

lunes, 24 de septiembre de 2012

Crónica sobre el #SELM12 (20 y 21 de septiembre, Sevilla)

Los días 20 y 21 de septiembre tuvo lugar en Sevilla el II Congreso de la Sociedad Española de Lenguas Modernas (hashtag no oficial, pero usado, #SELM12). Aquí podéis encontrar un resumen de los tuits enviados durante el congreso (gracias a Aida, que además de encantadora, es la tuitera más rápida del oeste).

No haré un resumen de cada ponencia ya que, si no recuerdo mal, en la presentación se habló de que habría más de 30 en unos intensísimos dos días (de 9 a 21, básicamente). Aquí podéis encontrar el programa. A continuación escribo una breve reseña de lo más importante de las ponencias que más me calaron (he tenido que hacer una selección, porque si no...)


  • Mención especial a la ponencia que abrió el congreso, a cargo de Nuria Ponce Márquez, en la que se trató el tema del humor desde un punto de vista serio. Se saca como conlusión de esta interesantísima primera charla, que la clave para traducir el humor se basa en analizar el texto original, el efecto que causa en el público origen, e intentar causar el mismo efecto a través de: traducción literal (pocas veces será universal), adaptación o recreación (con los problemas que puede suponer).
  • También hubo una interesante ponencia a cargo de María Luisa Rodríguez Muñoz en la que la ponente comentaba sus hallazgos tras muchas investigaciones sobre la traducción de títulos de obras de arte (y no solo títulos, sino obras que incluyen elementos lingüísticos). ¿Qué ocurre cuando el propio título constituye un juego de palabras? ¿Se deja en la lengua original? Descubrimos que cuando está en idiomas como chino o polaco, se opta por traducir, mientras que en inglés se respeta el título original (imperialismo lingüístico). 

  • En la siguiente ponencia, Vicente López Folgado nos plantea, por ejemplo, si traducir los nombres propios de los personajes de una novela desvirtúa (o no) la obra. Además, insiste en la idea de que se necesita más que un ordenador para traducir, y en que los estudiantes deberían estar sometidos a un flujo constante de traducción para así ganar más y más práctica.
  • Más adelante tuvo lugar un debate sobre la morosidad y el impago en el mundo de la traducción, en el que participaron, por ejemplo, Alicia Martorell, María Teresa Gallego o Carmen Montes. La conclusión es que hay que atar bien los cabos antes de empezar a trabajar, y no tener miedo a preguntar o a establecer el contrato (si no aparece una cláusula de remuneración, sospechad). Además, se insiste en la idea de que la mayoría de las empresas que no pagan ya han incurrido en la misma falta con anterioridad. Por ello, se insta a los traductores a no aislarse y a formar parte de una red (y a estar al tanto de las "listas negras" que circulan tanto por Internet como en las Asociaciones tipo Asetrad). Se recomienda encarecidamente no poner verde a la empresa X por ejemplo en blogs: hay otras maneras más efectivas y más normalizadas (¡cuidado! Por algo así, en casos extremos, pueden acabar acusándote de difamación). Además, se hace hincapié en la idea de que todo ha de quedar por escrito: nada de responder a preguntas por teléfono.
  • En otra ponencia, Juan José Arevalillo, director de Hermes Traducciones, hizo un resumen de las faltas (de sentido, ortografía, ortotipografía, etc) cometidas en las pruebas de traducción (la nota media ronda el 5,5/10, la nota más baja es más de un -7, y la nota más alta obtenida, un 9,85. Curiosamente, el traductor que sacó esta última nota fue contratado, y posteriormente despedido por falta de aCtitud. Traducir bien no es siempre sinónimo de saber trabajar en equipo, que es lo que se busca en empresas de este tipo. Asimismo, JJ Arevalillo nos enseñó una prueba de traducción tachada en verde (lo eliminado) y amarillo (lo cambiado) y nos demostró que, aun con todos esos "errores", el traductor que realizó esta prueba resulta ser el mejor del que actualmente disponen. ¡No hundirse cuando vemos una prueba de traducción llena de correcciones! ¡Estar abiertos y aprender de los errores!
  • La última ponencia, a cargo de Gary Smith, se titulaba "¿el cliente siempre tiene la razón?". A esta pregunta tan peliaguda y con tantos peros, Gary acababa respondiendo que aunque no siempre la tenga, siempre tiene el derecho. Gary nos anima a no tener miedo a rechazar encargos en períodos de mucho trabajo (y lo compara con los restaurantes: cuando está lleno, es síntoma de que el negocio va bien y al cliente, en general, no le importa esperar). Esta ponencia fue especialmente interesante, y ya me encargué de felicitar personalmente a Gary porque no era fácil mantener la atención del público el segundo día del congreso, de 20.00 a 21.00. 

En definitiva, este evento ha sido muy interesante y además me ha servido para desvirtualizar a habituales de la red que tenía ganas de conocer en persona :-)
Os animo a todos a asistir a este tipo de conferencias y congresos porque, además de aprender mucho y hacerte reflexionar sobre temas que quizá no te habías planteado en profundidad, os darán la oportunidad de poner cara y cuerpo a muchos profesionales que tienen mucho que decir.


martes, 18 de septiembre de 2012

¿Qué es el #EBE12? (Evento Blog 2012)

Descarga PDF con toda la información

¡Bueno! Acabamos de hacernos con un par de entradas para el #EBE12, o dicho de otra forma, el Evento Blog 2012, que tendrá lugar en Sevilla el próximo fin de semana del 2 de noviembre. La verdad es que tengo mucha ilusión por asistir, ya que Pablo me ha hablado mucho sobre lo interesante que parece y el éxito del que siempre ha gozado ¡Y además, será mi regalo de cumple! No es un evento que tenga que ver con la Traducción, sino con el mundo blog (y Community Manager) en general. Lo llaman "la gran cita de la web social" y esta es la séptima edición que se celebra (opiniones del #EBE11, que el año pasado movió unos 40.000 tweets!). ¡Ah! La inscripción cuesta 15 euros y este año se esperan 3000 asistentes. Parece que las plazas vuelan, ¡así que no esperéis mucho!

Aquí tenéis toda la información acerca del evento: descuentos en Renfe (aunque a la ida sale mejor la tarifa web, al menos desde Madrid), descuento para alojarse en el hotel en el que se celebra el EBE, cómo y cuándo registrarse, etc. Ah, y si no podéis asistir, se podrá seguir online (streaming). Pronto se publicará el programa completo del #EBE12, ¡a ver qué tal, pero promete! Entre sus temas:


  • Monitorizar las redes sociales
  • Analítica web
  • Cómo sacar más partido a Twitter
  • Cómo montar un proyecto web desde cero
  • Emprender: de parado a empresario
  • Nuevas formas de periodismo
  • Optimismo e ilusión en tiempos de crisis

Me parece una gran oportunidad para juntarse con gente activa en las redes sociales, emprendedores, frikis de este mundillo y gente variopinta donde la haya, con diferentes intereses y aspiraciones. El hecho de que no sean traductores también aporta un contrapunto interesante, ya que seguro que podremos aprender mucho de los otros ámbitos.




En fin, ya colgaré una crónica cuando se haya celebrado, y ¡quizá vea a algunos de vosotros allí! ¿Habéis asistido alguna vez? ¿Tenéis referencias? Por ahora me quedo leyendo los consejos para sacarle partido a un #EBE.

¡Hasta dentro de poco!


lunes, 17 de septiembre de 2012

Traducir desde varias lenguas de trabajo: ¿Quien mucho abarca poco aprieta?

Hace poco recibí un correo planteándome la siguiente pregunta: 
Si te especializas en la traducción de, por ejemplo, inglés>español, ¿se pueden aplicar los "conocimientos de traducción" a otras lenguas que vayas aprendiendo más adelante?
Mi respuesta fue que cada lengua presenta distintas dificultades a la hora de traducir, por lo que sería muy difícil generalizar de esa manera. Además, ¿por qué traducir de tus lenguas D, E o F, cuando te has especializado en tu B-C? Es muy probable que tus competencias en dichas lenguas no sean lo suficientemente buenas como para traducir. 



¿Centrarse en una lengua, o cuantas más, mejor?


A lo largo de la carrera le he planteado esta pregunta a varios profesionales y todos ellos han coincidido en que "es mejor manejar con total destreza/soltura/perfección UNA lengua que apañarse bien en varias". Es decir, tanto de cara a un cliente como en lo que respecta a las competencias de uno, "es mejor" venderse como traductor de una (o máximo dos) combinaciones de idiomas que ofrecer nuestros servicios en cuatro o cinco lenguas. Salvo en contadas ocasiones, ser competente en tantos idiomas es muy difícil.

Esto puede sonar obvio, pero teniendo en cuenta que traducir del inglés es lo más común, muchos nos hemos planteado alguna vez la posibilidad de estudiar otros idiomas más exóticos para "algún día" poder distinguirnos de los demás traductores. 


Sin embargo, esta posibilidad a menudo se queda solo en una mera idea, imposible de llevar a cabo por diferentes razones (como la falta de medios o de constancia). Pero no hay que preocuparse porque es posible ganarse la vida traduciendo solo del inglés. Al escuchar de boca de varios profesionales esta misma opinión, dejó de agobiarme la idea de especializarme solo en esta lengua. No hay que intentar forzar una situación (como ponerse a estudiar suajili solo porque "tiene más mercado, y está mejor pagado").

¿Qué pensáis vosotros? 



¿Tiene más "credibilidad" un traductor de una o dos lenguas que uno que ofrece sus servicios en varias? ¿Creéis que es conveniente intentar abrirse mercado estudiando lenguas minoritarias? ¡Se abre la veda! 

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Cómo mejorar la usabilidad de vuestro blog



Superútil, ¿verdad?
Seguramente alguna vez hayáis entrado en una página web y hayáis salido huyendo despavoridos después de ver el barullo que había montado. (EJEMPLO)

Por cosas así, me he dado cuenta de lo importante que es la "usabilidad" a la hora de crear un sitio web, es decir, que el diseño de la página sea fácil de usar para cumplir lo mejor posible su propósito: que se lea (y que se vuelva a leer). Para ello, como mencioné en esta entrada, he ido haciendo algunos cambios a lo largo de estos meses, como por ejemplo incluir botones de RSS, Facebook y Twitter, Gmail, Flickr y Linkedin. La lista podría ser más larga (incluir Tumblr, Pinterest, Picasa, Dropbox, Foursquare, Delicious...), pero para no agobiar con tanto colorín y tanto enlace, decidí que los iconos fueran más grandes (64x64) y que hubiera únicamente dos filas de tres iconos cada una.


¿Cómo funcionan estos iconos? ¿Cómo aplicarlo en vuestro blog? 
  1. Elige el icono que enlazará a la página en cuestión (en Iconfinder y en Iconbug encontraréis muchos y de diferentes tamaños) y quédate con la ruta.
  2. Copia este código sustituyendo la parte en rojo por el enlace de TU página (de Facebook, Twitter, etc.), la parte en verde por la ruta de la imagen que hayas elegido, y la parte en naranja por el "tooltip" la descripción que aparecerá al poner el cursos encima del icono.

    <a href="https://www.facebook.com/traducirco"><img src="http://iconbug.com/data/7d/64/5e39411147fa91f840b126fc211f1ac3.png
    alt="Sígueme en Facebook"/></a>

  3. En Blogger, ve a Diseño > añadir un gadget > HTML/Javascript y una vez se abra la ventanita, pega el código que he puesto en el punto dos (con tus detalles ya cambiados). En un mismo gadget podéis incluir todos los códigos que queráis para que así os aparezcan seguidos :) Luego, solo tenéis que ponerle un título (en mi caso, "sígueme") y ¡listo!

Bueno, como veis es bastante facilito, pero el que me costó más trabajo hacer fue el RSS, porque todas las páginas que encontré que lo explicaban, lo hacían bastante difícil porque incluían la edición de la plantilla, lo cual no es necesario. Para incluir RSS, el proceso es el siguiente:


  1. Regístrate en FeedBurner
  2. Escribe la dirección de tu blog donde pone "cree un feed en este instante".
  3. Tu blog te aparecerá debajo de la barra roja donde pone "título del feed", haz clic.
  4. En la siguiente pantalla, haz clic en "editar detalles de feed" (justo debajo del título de tu blog)
  5. Copia la dirección que aparece donde dice "Feed Address", que será algo así como http://feeds.feedburner.com/nombredetublog/letras
  6. ¡Ya está! Esa es la dirección por la que tendrás que sustituir la parte en rojo del código:


    <a href="http://feeds.feedburner.com/traducirco/XXXX"><img src="http://iconbug.com/data/e9/64/de53b80fb7f40b1f9f73434973ac1802.png" alt="RSS"/></a>

¡Ah! Un último apunte. Otra cosa que echa bastante para atrás a la hora de dejar comentarios en un blog es que te pida escribir el "captcha". Más de uno habrá dicho "bah, paso, tampoco es tan importante lo que iba a decir", porque le da pereza o no acierta a la primera en escribirlo. Así que os recomiendo desactivarlo, que también mejorará la usabilidad :-) En Blogger, para desactivarlo lo que tenéis que hacer es:

Diseño > Configuración > Entradas y comentarios > Mostrar las palabras de verificación > NO

Bueno, ¡pues hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya ayudado a mejorar la usabilidad de vuestro blog. Merece la pena dedicarle un ratito porque es algo que antes o después tendréis que hacer si queréis que vuestra página sea fácil de utilizar =)


martes, 4 de septiembre de 2012

¿Por qué una empresa contrataría a un recién licenciado?


Aquí llega la segunda parte de la entrada anterior. A medida que el debate inicial en Facebook fue avanzando, se me ocurrió plantear otra de esas preguntas que llevo mucho tiempo planteándome, a pesar de que juegue en mi contra: ¿Por qué una empresa (¡o un cliente!) contrataría a un recién licenciado, pudiendo elegir a alguien con experiencia a sus espaldas? Creo que tiene sentido plantearse qué verá una empresa en mí dentro de un año. ¿Por qué un recién licenciado? Puede aportar frescura e innovación pero, ¿por qué una empresa (o un cliente) preferiría contratarnos a nosotros en vez de a alguien con años de experiencia a sus espaldas, con el que el riesgo de "meter la pata" es mucho menor?

Como decía, lo plantée en Facebook y, una vez más, las respuestas fueron variadas:


Está claro que la cosa no está como antes, pero entonces, ¿por qué decidí darle una oportunidad a alguien como Álvaro Blink? Ya te digo que no te pondrán en un puesto como traductor jefe, pero si buscan a una persona nueva y con potencial, podrás conseguirlo. No serán 2000 € (es un decir) pero tampoco tienes por qué ser becario (...) no tienen que pagar tanto y están formando a una persona para que se quede en la empresa. Yo empecé cobrando 950 € netos (prorrateados) y no considero que estuviera explotado para nada sabiendo todo lo que aprendí. (PABLO MUÑOZ)


Tener un título universitario no es necesariamente garantía de que seas un traductor buenísimo, como tampoco lo es poder presumir únicamente de años de experiencia traduciendo vete a saber qué y para quién. Hace unas semanas revisé unos textos de un traductor jurado (¡ojo!) que no era precisamente novato y eran una verdadera chapuza. Algo sangrante, terrible, escalofriante. Y ahí estaba, trabajando. En localización hay miles de startups, por ejemplo, que buscan "sangre fresca" porque sus propios equipos están compuestos por gente muy joven y quieren que crezcas con la empresa, igual que ellos. Un recién licenciado, si es bueno y se deja la piel en demostrarlo, puede salir ofreciendo cosas que algunos más veteranos quizás no puedan. Ahora ya ha llovido mucho, pero seguro que los primeros licenciados con conocimientos en TAO tuvieron sus ventajas en algunas especialidades. Además, para qué nos vamos a engañar, somos más asustadizos y, en general, es más fácil que no demos problemas. ¡Aunque se pueden llevar una sorpresa! (NIEVES GAMONAL) 

Nadie pasa por alto el hecho de que un recién licenciado sale más barato, pero me niego a pensar que esa sea la única razón. ¿Qué opináis? Cuando os licenciasteis, ¿quién fue el primero en fijarse en vosotros? ¿Quién os dio la primera oportunidad?



lunes, 3 de septiembre de 2012

¿Incluir experiencia no relacionada con la traducción en el perfil de LinkedIn?

¡Hola a todos! Me gustaría compartir con vosotros el pequeño debate que tuvo lugar hace unos días en Facebook cuando planteé dos preguntas que llevaban tiempo rondándome la mente. Como son dos temas bastante extensos, lo dividiré en dos entradas diferentes:

  • PRIMERA PARTE: ¿Es "conveniente" añadir experiencia laboral en LinkedIn que no esté relacionada con el mundo de la traducción?
  • SEGUNDA PARTE: ¿Por qué una empresa contrataría a un recién licenciado, pudiendo elegir a alguien con experiencia a sus espaldas? (Leer aquí)

¿Es "conveniente" añadir experiencia laboral en LinkedIn que no esté relacionada con el mundo de la traducción?

PRIMERA PARTE
La pregunta me surgió cuando me propuse hacer esas "cosas que un traductor puede hacer en agosto", así que decidí actualizar mi perfil de Proz, (intentar) maquetar un CV atractivo... y actualizar mi perfil en LinkedIn. Llegado este punto, me di cuenta de que no sabía si era conveniente añadir mi experiencia laboral como profesora, tanto para niños como para adultos, tanto de inglés como de español.


Me plantée si, como empleador de un servicio de traducción, me daría confianza alguien que se presenta (y se vende) como traductor, pero que a su vez no refleja ninguna experiencia, más allá de la que se infiere que obtiene durante la carrera, relacionada con el campo de la traducción. Este pensamiento me hizo plantearme seriamente la opción de borrar toda experiencia no vinculada con la traducción, y llegué a borrar y a reescribir mis datos hasta dos veces, sin saber muy bien cuál era "la mejor opción".

Fue entonces cuando decidí recurrir a Facebook, y publicar en mi muro la pregunta en cuestión: Si tenemos experiencia laboral NO relacionada con la traducción, ¿conviene añadirla? ¿Se puede interpretar como que intentamos "cubrir" la falta de experiencia en el sector? 

A continuación, algunas de las respuestas:

  • Creo que cualquier empresa decente valora la iniciativa y la actividad, sea del tipo que sea, sobre todo si tiene que ver con la traducción porque, al fin y al cabo, la enseñanza de una lengua no se aleja demasiado de tu ámbito. En general (no solo pensando en un perfil de LinkedIn), nunca se sabe lo que a otras personas les puede parecer positivo o negativo, si construyes tu perfil profesional teniendo eso demasiado en cuenta creo que puedes acabar perdiendo tú. Hay que encontrar el equilibrio entre el tipo de profesional que quieres ser y el que buscan las empresas. (NIEVES GAMONAL)
  • Yo lo pondría porque nunca sabes qué perfil de traductor van a buscar, que hay proyectos de todo tipo... Yo al principio ponía todos los trabajos que he había tenido y a medida que fui ganando experiencia en lo relacionado con la traducción, quitaba lo que no tenía nada que ver. (JUDIT SAMBLÁS)
  • Yo desde luego lo dejaría. (...) Cualquier empresa valorará siempre el que cuentes con actividad profesional a tus espaldas aunque no esté relacionada directamente con la traducción, porque no poner nada siempre jugará más en tu contra que a tu favor (...) Luego siempre vas a ir amoldando el CV en función de tu experiencia, pero no creo que te perjudique en absoluto el hecho de que incluyas esa experiencia :). (EVA MARÍA MARTINEZ) 
  • Ya se irá quitando eso con el tiempo cuando haya cosas aún más relevantes, pero por ahora lo veo mucho mejor que nada. (PABLO MUÑOZ SÁNCHEZ)
  • Cuando estudiaba, mi padre siempre nos animó a trabajar, aunque fueran trabajos pequeños, porque decía que eso demostraba madurez y ser emprendedor y saberte buscar la vida. Y eso frente al que no ha salido de la facultad es un punto muy importante. (CARLA PARRA)
  • Es mejor tener experiencia fregando platos en un restaurante que no tenerla, porque si has trabajado para alguien, quiere decir que ya sabes qué es eso de llegar a tiempo, hacer horas extra, hacer tu trabajo, etc. En definitiva: ser un profesional y cumplir. Si no pone nada, no te diferencias de los 5 000 otros licenciados en cualquier carrera que se han pasado toda la vida estudiando sin dar palo al agua, laboralmente hablando. (CURRI BARCELÓ)

Seguramente, después de leer estas respuestas, habréis llegado a la misma conclusión que yo: SÍ, merece la pena :) 


Más adelante, la conversación derivó en otro tema interesante ¿Por qué una empresa contrataría a un recién licenciado, pudiendo elegir a alguien con experiencia a sus espaldas? (LÉELA AQUÍ)