martes, 27 de noviembre de 2012

¿Quién es el mejor gurú de Traducción?

Para los que nos desvelamos por las noches pensando en cómo nos desenvolveremos cuando esto acabe, cuando esto empiece. 



¿Os habéis dado cuenta de la cantidad de programas de asesores que emiten ahora? Tu estilo a juicioTu casa a juicio (que por cierto, en inglés es "Love it or List it" pero por el éxito de "Tu estilo a juicio" han decidido traducirlo así. Nunca dejará de apasionarme la mercadotecnia el marketing); ¡Tabatah te necesito!Pesadilla en la cocina; El asesor; Supernannyetc. Todos ellos se basan en lo mismo: ayudar a los protagonistas a dar/recuperar el impulso necesario para hacer X. Siempre les falta lo mismo: perspectiva, seguridad, fuerzas y pasión. Pero... cuentan con la ayuda de otra persona, un mentor, un asesor, un gurú. 



En todos los programas los protagonistas pasan por las mismas fases:
  • Planteamiento del problema
  • y falta de objetividad para llegar a una solución.
  • Entrada en escena de una o varias personas ajenas al "follón", que aportan un punto de vista objetivo.
  • Análisis de la situación y planteamiento de posibles soluciones
  • (que los protagonistas no se habían planteado por no tener la distancia suficiente para darse cuenta, en general).
  • Manos a la obra (momento álgido, el que más tiempo lleva, el más complicado).
  • Resultado final 
¿Por qué hay una patata en un sofá?


Estoy segura de que una de las claves del éxito de estos programas es la positividad que provoca en el espectador: el público observa un proceso (resumido) de cómo otros han conseguido convertir un presunto imposible en realidad. Nos gusta ver cómo un nudo se desata. O mejor dicho, cómo otros desatan los nudos. Sin embargo, no suele llamar a tu puerta uno de esos ángeles que se ponga a tu disposición, te escuche y te aconseje hasta que consigas tu objetivo final. Aquí y ahora, el mejor gurú eres tú mismo.



¿Que qué tiene que ver esto con la traducción? Para pegar el salto al mundo laboral, los pasos, en un principio, parecen ser los mismos:
  • Escuchar (¡e interactuar!): los traductores consolidados o profesores son los que nos van a ayudar (directa o indirectamente) a abrirnos paso en el mundo profesional. No dándonos trabajo sino que seremos nosotros los que aprendamos de lo que cuentan, aconsejan y opinan. Una vez recibida la información, a cada uno le toca quedarse con lo que crea conveniente para aplicarlo más adelante. No nos van a dar "apuntes" ni hay una fecha tope de examen en la que aplicar lo que aprendamos. Ya no somos niños...
...¿O sí? ^^
  • Análisis de la situación: aquí es donde empezamos a desempeñar el papel de autoasesor/autogurú. Nadie nos va a hacer un plan sobre qué estrategias seguir, dónde llamar ni qué decir. ¡Afortunadamente! Nadie mejor que nosotros sabe lo que queremos, a lo que estamos dispuestos ni el empeño que pondremos. Antes de "aturullarse" con todo el tema del mercado laboral y pensar lo difícil que es, lo mal que están las cosas y lo mal que lo vamos a pasar (inevitable, pero deseablemente evitable), debemos poner nuestras cartas sobre la mesa. Y subrayo "nuestras" porque "yo soy yo y mis circunstancias", es decir, que lo que le pase al vecino no tiene por qué pasarnos a nosotros, ni para bien, ni para mal. Todos somos diferentes, tenemos diferentes perfiles, diferentes intereses, diferentes habilidades y diferentes puntos flacos. ¿Qué me gusta? ¿Qué me veo haciendo? ¿Qué posibilidades tengo? ¿Qué requisitos piden? Tenemos que fijarnos un objetivo claro que podamos perseguir. Algo casi físico que podamos alcanzar. 


  • Manos a la obra: antes de nada, recordemos que "los sueños sueños son", sí, pero si realmente queremos dedicarnos a algo que ahora mismo no está a nuestro alcance, debemos analizar los pasos que serían necesarios para llegar hasta ahí. Este proceso es desde luego el que más tiempo va a llevarnos: se trata de moverse, hablar, informarse... Ahí entra en juego el "plan" que haya diseñado cada uno en el paso anterior. (Y cuando digo "plan" y "diseñado" no es ninguna locura imaginarse haber cogido un papel y plasmar una estrategia en forma de esquema). La paciencia será fundamental y perder las esperanzas será más que habitual. Aun así, habrá que seguir. No quedará otra.
  • Resultado: y digo resultado, y no resultado final, porque hay que ser conscientes de que hay muy pocas posibilidades de empezar dedicándose al trabajo de nuestros sueños (bien remunerado, haciendo lo que nos gusta, con buenos horarios, etc.). 

En resumen, todos necesitamos ayuda, pero encontrarla ha de ser una sorpresa grata, no un deber que, si no llega, nos sirva de excusa para no empezar a andar solitos. Nosotros somos nuestros mejores gurús, guías o maestros. Aprender a confiar en nuestras habilidades y capacidades es uno de los deberes pendientes de muchos de nosotros, pero pronto no nos quedará más remedio. Como decía Jack al final de Titanic: "esto se acaba". La diferencia es que para nosotros esto se acaba... y empieza aquí.



martes, 20 de noviembre de 2012

Pros y contras de un Erasmus en Islandia y en Suiza



¡ERASMUS!

Ya hace más de dos años desde que me fui de Erasmus, en el curso 2010/2011. Por aquel entonces, en la Facultad podíamos elegir no uno sino dos destinos, uno para practicar nuestra lengua B, y otro nuestra lengua C. Yo elegí pasar el primer semestre (de septiembre a diciembre) en Reykjavík, Islandia, y el segundo (de febrero a junio) en Ginebra, Suiza. ¡Ninguno perteneciente a la Unión Europea!

Ninguna de las dos elecciones fue improvisada: desde que un par de años atrás había escuchado en clase que se acaban de acordar intercambios Erasmus con Islandia, supe que ahí es donde quería ir. Para mí primó la oportunidad de vivir en un país en el que seguramente nunca viviría de otra manera. Sinceramente, quería alejarme lo más posible e irme a un destino que me obligara a practicar inglés (aunque el idioma oficial es el islandés). En cuanto a Ginebra, el tema ONU, como a muchos, me llamó desde el principio, y esta era la oportunidad para vivir en aquella tierra "neutral", cercana, pero desconocida a la vez.

ISLANDIA

Tratar de resumir la experiencia a nivel personal en Reykjavík es sencillamente imposible, no hay palabras que puedan expresar lo que aprendí, sentí, vi... Por eso empezaré por la faceta académica y después haré un listado de pros y contras de vivir en cada uno de estos sitios. A decir verdad, el plan de asignaturas que cursé allí no tenía nada que ver con la Traducción, así que fue como dejar de lado la carrera que me interesaba. Para que os hagáis una idea, este es el plan de estudios de "Translation", que dura solo un año y se imparte en islandés (de español solo hay una asignatura de cine y otra de latinoamerica).

Goðafoss ("Cascada de los dioses") en noviembre
Por tanto, dando por hecho que tenía que olvidarme de la faceta de traducción durante ese semestre, me tuve que matricular en asignaturas tipo Business Management and Labour Market, Lengua Francesa (supuestamente impartida en francés, pero al ser yo la única no islandesa, se acabó explicando en islandés), Fonética Francesa (idem) y una asignatura de Lengua Inglesa en la que no aprendí mucho porque era para alumnos Erasmus que resultaron tener un nivel de inglés bastante bajo. Así que, académicamente este Erasmus no fue lo que cabía esperar (quién iba a pensar que tendría que aprender francés en islandés), aunque mereció la pena por otras muchas cosas...

Jökulsárlón (Glacier Lagoon)

3 PROS Y 3 CONTRAS DE LA VIDA EN ISLANDIA

PROS

  • ¡Ver la aurora boreal el día de tu cumpleaños! ^^
  • Paraíso de los amantes de la fotografía: los paisajes son simplemente increíbles, lo mejor que haya visto jamás. 
  • La tranquilidad y amabilidad que se respira: realmente puedes desconectar del "mundo real".
CONTRAS
  • Los precios: yo fui en 2010, cuando aún estaban muy afectados por la crisis, y aun así era carísimo todo, sobre todo la comida, bebida y ropa. 
  • La oscuridad (cuando yo fui, en septiembre-diciembre): es horrible levantarse a las 10 y pico de la mañana y que sea noche cerrada, que el sol salga a tal altura que parezca siempre un atardecer, y a las 3 y pico ya es de noche otra vez.
  • El transporte: sin carné de conducir, es imposible recorrer toda la maravilla de país. Además, hay que alquilar coches tipo 4 x 4 y solo se puede viajar en ciertas épocas del año


Reykjavík. Lago Tjörnin helado.

GINEBRA 

En Ginebra, el plan de estudios tampoco es lo que esperaba: en todo el segundo semestre tuve dos asignaturas: una en inglés (de redacción, aunque nos llevaron por ejemplo a una reunión de la CAT) y otra en de traducción al español, impartida en español (nivel bastante básico). Por otra parte, el hecho de vivir en una residencia llena de españoles (y gente de más nacionalidades, pero ninguno para hablar en francés) y no tener clases en francés, hizo que mi nivel del idioma no mejorara prácticamente nada. 
Ginebra
El exceso de tiempo libre me llevó a publicar un anuncio en internet ofreciéndome a dar clases de español, y además me apunté a la bolsa de empleo de estudiantes que ofrecía la universidad, y acabé teniendo seis alumnos con perfiles totalmente diferentes (desde los 17 hasta los 60 y pico años)que querían simplemente conversar. Esta faceta fue muy enriquecedora ya que no solo me gané un buen dinero sino que hice una vida social muy variada gracias a estas "clases". De hecho, se me presentó la oportunidad de quedarme allí, viviendo gratis a cambio de cuidar a los gatos de la propietaria (mi alumna) durante 4 meses, y encontré un trabajo... ¡Pero eso es otra historia!


Montreux

3 PROS Y 3 CONTRAS DE LA VIDA EN SUIZA (concretamente en Ginebra)


PROS

  • *Comprobar por ti mismo lo que es vivir en un país neutral, donde hay democracia pura y todo es riqueza.
  • Los sueldos son altísimos, "hagas lo que hagas" (claro que si vives allí, en proporción no son tanto).
  • Preciosísimos paisajes y en el centro de Europa para viajar.
CONTRAS
  • *Comprobar por ti mismo lo que es vivir en un país neutral, donde hay democracia pura y todo es riqueza.
  • CARÍSIMO (un par de pechugas de pollo unos 13 euros, por decir algo)
  • Demasiado "frío" y poco personal. Mucho negocio y poco sentimiento, noté yo.


Hasta aquí el resumen de mi experiencia Erasmus.
¡Ahora os pregunto a vosotros! ¿Dónde estuvisteis de Erasmus vosotros y cuáles fueron los pros y los contras?



lunes, 12 de noviembre de 2012

Ejercicio físico para traductores sin tiempo


Hace unos días Laura Rebollo hablaba en su entrada "La lágrima del traductor" de esos sentimientos de frustración, estancamiento e impotencia que vive un traductor a veces. Son inevitables, sí, pero más vale Muchas veces desconectar y retomar el texto con otros ojos. ¿Cómo? Haciendo ejercicio físico.

El de los traductores es uno de esos gremios en el que se despega el culo del asiento en muy contadas ocasiones. Siempre nos falta tiempo. Nos enfrascamos delante de la pantalla y se nos pasan las horas con una fugacidad pasmosa. Esta inmersión es apasionante desde el punto de vista lingüístico y mental, pero físicamente, si no tenemos fuerza de voluntad o seguimos una rutina, es un gran obstáculo para mantenerse en forma (tanto física como mentalmente).

Todos sabemos (al menos en teoría) los beneficios del ejercicio físico a la hora de concentrarse y despejar la mente (además de la importancia de la hidratación y la ventilación), pero más a menudo de lo que cabría esperar no lo hacemos por falta de tiempo y/o de ganas, generalmente. Muchas veces estamos cansados ya desde que abrimos los ojos por la mañana, algo que en muchos casos se solucionaría si hiciéramos ejercicio de forma regular. Para mí, querer ponerse en forma es una de esas utopías que siempre ha estado ahí, pero esta vez es más factible que nunca porque, de repente, se han desbaratado las tres principales excusas que solía argumentar para no empezar a hacer ejercicio:
  1. "Hace frío, llueve, nieva..." 
  2. "Entre que voy y vengo tardo un montón" + "nunca sé cuánto tardaré en hacer los ejercicios" (factor clave, lo de saber cuánto tiempo vas a emplear en esta rutina).
  3. "Es caro"
He de admitir que nunca me había planteado seriamente la posibilidad de ponerme en forma en mi propia casa (las tablas de ejercicios con imágenes me hacían bostezar). Sin embargo, las buenas opiniones, la duración de los siguientes vídeos y la forma de enfocarlos me animaron al menos a intentar probar el método del que hablo a continuación. La intención es empezar a hacer ejercicio de forma regular para que dentro de unos meses me encuentre con suficientes fuerzas para realizar otras actividades. 
Consiste en tres niveles de ejercicios que hay que seguir durante diez días seguidos cada uno (en total, por tanto, 30 días):


El objetivo de esta entrada no es vender este método, (ni siquiera puedo compararlo con otros), sino animaros a probar el ejercicio en casa a los que no encontráis el momento ni el lugar. Con los polvorones-turrones-mazapanes al acecho, ¡hacer algo de ejercicio es más importante que en otras épocas del año! Además, cuando llegue la primavera ya habremos cogido el hábito y nos será más fácil salir a correr o mantener la forma de la manera que queramos. ¡Empezar es siempre lo más difícil!

¿Alguno de vosotros ya saca tiempo para hacer ejercicio de forma regular?





martes, 6 de noviembre de 2012

¿Cómo es hacer prácticas de traducción en ONUSIDA?


Una de las características que distinguen a la Facultad de Salamanca es la variedad de prácticas que uno puede realizar: en la ONU, ONUSIDA, Brigadas Internacionales, la Guardia Civil, el Servicio Central de Idiomas y UMOYA, entre otros. Pues bien, actualmente me encuentro realizando prácticas de traducción en ONUSIDA, lo que significa que durante un semestre (o dos, si quiero continuar) trabajaré con un grupo de otras 4 compañeras traduciendo textos para esta entidad. (¿Qué es ONUSIDA?)

El equipo de traducción está formado por una coordinadora y dos parejas de traductoras. Cada pareja tiene unas "guardias" asignadas, lo que quiere decir que dos días a la semana una de las dos parejas es la encargada de traducir lo que llegue (un máximo de tres encargos) y entregarlo en un plazo de 24 horas. Todas traducimos y revisamos, ya que en cada encargo un miembro de la pareja tiene un rol diferente. En cuanto a los fines de semana, cada viernes se le asigna a una pareja, que irá traduciendo lo que llegue (si llega algo) hasta el domingo por la noche (el plazo, por tanto, es mayor).

Usamos SDL Trados 2009 para las traducciones y revisiones (creamos paquetes de proyecto y de retorno y utilizamos la opción de comentarios y también usamos el diccionario Autosuggest y el QA checker con unos parámetros determinados). Además, cuando generamos traducciones de destino, el documento pasa por el control de cambios de Word para subrayar los fallos con tres colores distintos, dependiendo de la gravedad de cada uno. Una vez hecho esto, subimos los encargos al Dashboard.

Una de los aspectos más característicos de estas prácticas es la terminología específica de ONUSIDA (que, por poner un ejemplo, no admite "homosexuales" sino que ha de escribirse "hombres/mujeres que tienen relaciones con hombres/mujeres", ni admite "drogadicto" sino que debe ser "usuario/consumidor de drogas [inyectables]"). Además, también debemos de aplicar las reglas del Manual del Traductor de la ONU (que especifica, por ejemplo, que se escribe "5%" y no "5 %", por ejemplo).

Hasta ahora, esta experiencia es lo más parecido a una situación real que hemos vivido: plazos apretados, instrucciones a las que atenerse, comunicación obligatoria con el revisor/traductor, etc. ¿Difícil? Sí, sobre todo compaginarlo con el resto de asignaturas/encargos/proyectos. Aun así, merece la pena embarcarse en algo así porque será muy difícil volver a tener una oportunidad como esta una vez acabada la carrera. 
Dejo aquí un reportaje publicado en ONUSIDA en octubre de 2007 sobre la labor de los estudiantes de la USAL que realizamos estas prácticas.

El edificio donde se encuentra ONUSIDA
no es este, pero aprovecho para poner esta foto
Lo más cerca que había estado de ONUSIDA fue cuando, estando de Erasmus en Ginebra, ¡me metí en el edificio esperando a otros compañeros de clase mientras caía un buen chaparrón fuera!