jueves, 21 de febrero de 2013

¿Cómo mejorar tu presencia como traductor en las redes sociales?


Cuando uno decide dar el paso de tener presencia en Internet, más concretamente en las redes sociales, está entrando a formar parte de una cadena en la que todo está, o debería estar, interconectado. Por ello, en esta entrada me propongo presentar una serie de cuestiones que pueden mejorar nuestra presencia en las redes y facilitarle la tarea a nuestros seguidores.

Antes de nada, probad a hacer un recorrido virtual por vuestro Twitter, Facebook, blog, Linkedin, etc. para aseguraros de que todo está conectado con todo (vosotros ponéis el límite, hay quien cree que tu blog puede perjudicar tu imagen profesional, por ejemplo) y siempre hay algo más en lo que hacer clic hasta que llegas al punto en el que habías empezado. 

Es importante que cuando alguien llega a nuestro blog pueda averiguar fácilmente quiénes somos (nombre y apellidos, que no siempre son fáciles de encontrar, aunque resulte difícil de creer) y en qué otras redes estamos presentes. Si en un momento dado el usuario que navega por nuestros perfiles o páginas se encuentra con que no hay continuidad y no ve la manera de seguir leyéndonos o investigando sobre nosotros, se rompe la cadena y la persona en cuestión sale de tu círculo (a no ser que sea un lector habitual, que ya sabrá por qué métodos seguirte). 

Con el objetivo de ilustrar a lo que me refiero, os mostraré cómo tengo yo organizado "mi círculo". Esta es mi forma particular de tenerlo todo enlazado:


  • En mi about.me enlazo a mi blog, a mi Twitter, a mi Facebook y a mi Linkedin

  • En mi Linkedin enlazo a mi blog y a mi twitter

  • En mi Twitter enlazo a mi página de Twitter y a mi blog

  • En mi página de Facebook enlazo a mi Facebook y a mi Twitter.

    Dicho esto, comentaré otras conclusiones a las que he llegado en este año y pico de presencia en las redes:
    • FACEBOOK: 
      • En el caso de tener un blog y querer tener presencia en Facebook, es importante crearse una página y no un usuario. La razón es muy simple: alguien interesado en un blog querrá estar al tanto de sus publicaciones, pero no tiene por qué estar de acuerdo con que podamos acceder a su información "privada" (fotos, amigos etc.). De hecho, cuando he visitado lo que pensaba que serían "páginas" que me interesaban y han resultado ser "usuarios", he pasado automáticamente de ellos, y como yo, mucha gente.
      • Al compartir un enlace en Facebook, funciona mucho mejor la fórmula de describir brevemente el contenido, especialmente si el título de lo que compartimos no es descriptivo*. Esto no es posible cuando se utilizan programas cono IFTTT (muy cómodo, la verdad), ya que la opción de compartir no permite poner "vía ___" ni añadir una descripción del contenido.
    • TWITTER: 
      • Personalmente, me gusta saber a quién sigo en Twitter: es mucho más probable que uno se anime a seguir a alguien que especifique "algo" sobre sí mismo (traductor, idiomas, ciudad, etc.) que si tan solo se define como "Pepe" por la simple razón de que no sé qué aportará Pepe a mi TL.
      • Respecto al contenido de lo que se tuitea, eso ya sí que es muy personal. Cada uno ha de decidir si quiere ser un usuario "todoterreno" que hable de todo un poco (no solo traducción), con lo que se corre el riesgo de "ahuyentar" a aquellos interesados únicamente en recibir información relativa a la traducción, los que no estén de acuerdo con tus opiniones o a los que no les apetezca según qué temas. La otra opción es crearse dos usuarios (uno como página y otro como usuario particular) para discernir claramente entre unos contenidos y otros.
    • BLOG:
      • *Elegir un buen título para una entrada para que a la persona que lo lea le pique la curiosidad y le apetezca leerlo. ¿Qué preferís como título, "Primer día" o "Mi primer día de trabajo en el mundo de la traducción"? La segunda opción contiene toda la información relevante para el lector, que sabe qué va a leer.
      • No se lee el feed completo de tu blog en Google Reader: personalmente suelo consultar el Reader al despertarme, al acostarme, al estar en la calle... momentos en los que me gusta ver en mi pantalla la información sin tener que pulsar "seguir leyendo". Si una entrada promete (generalmente por el título, porque apenas aparece contenido), quizá cuando me ponga al ordenador me acuerde de que tenía pendiente leerla, pero es muy fácil que se olvide. Por eso recomendaría que vuestro blog muestre la entrada completa en Google Reader. Desde el propio Reader se dice: "Los feeds de contenido completo eliminan la necesidad de que el usuario tenga que hacer clic para leer los artículos. Ten presente que algunos usuarios deciden no suscribirse a feeds de contenido parcial debido al esfuerzo adicional requerido para leerlos".
        • Solución en Blogger:
        • Solución en WordPress (aquí [en inglés])
      • Tener que introducir el dichoso "captcha" al comentar una entrada (Blogger): ¿a quién no le ha pasado que ha ido a comentar un blog y a la hora de enviar ha tenido que introducir el famoso "captcha"? Aunque es una medida de seguridad "antispam", personalmente lo encuentro muy engorroso y más de una vez he optado por cerrar la ventana y quedarme sin comentar con tal de no meter el dichoso código (más aún si fallas la primera vez). ¿Cómo desactivarlo? 

    Bueno, pues hasta aquí la entrada de hoy. Llevaba tiempo con ganas de hacer una lista e ilustrar estos "pequeños" detalles de los que me he percatado durante este tiempo :-)
    ¿Se os ocurre algún consejillo más para mejorar vuestra presencia en la redes? 

    jueves, 14 de febrero de 2013

    Tarjetas de visita de traductores (recopilación)

    ¡Ya llegó la segunda parte de la entrada (en la anterior presenté mis tarjetas de visita)!

    Esta es otra a sumar a las que ya han tratado el tema de las tarjetas. Por orden de publicación, de más reciente a menos: Rafael López nos explicó cómo crear/diseñar nuestras propias tarjetas de visita, Nadia García nos habló de las suyas en su blog, Nieves Gamonal también compartió las suyas (muy originales, por cierto) en "tarjetas que dan vida" y hace un par de añitos Oliver Carreira también abrió una entrada sobre tarjetas profesionales.

    Dicho lo cual, aquí va una recopilación de unas cuantas (bastantes) tarjetas de traductores (¡espero no haberme olvidado de ninguna!) ¡Me ha gustado mucho poder juntarlas todas en una misma entrada para darnos una idea de por qué datos, formatos y diseños han optado compañeros del gremio! Gracias a todos por participar :-D

    (Por orden aproximado de llegada):

    María Galán Barrera (@galanbarrera)



    Pilar del Rey Jordà (4 Visions Manager) (@4visionshq)





    Carmen Dominguez (@cocogainsbourg)


     Herminia Páez Prado (@traducinando)

    Paula Martínez Sirés (@TradSir)
    (¡disponible en inglés y japonés!)

    Rocío Serrano (@AzoteOrtografico)


    Rafael López Sánchez (@STraductores)



    Isabel García Cutillas (@igcutillas)


    Judit Samblás Gómez (@juditrad)


    Gabriel Cabrerea Méndez (@babelxelsabio)
     Laeticia Abihssira (@letilubelquis)


    José Luis Castillo Flores (@Siriastra)




     Gemma Sanza Porcar (@escepticina)



    Ana - Meowtrad (@meowtrad)


    Elixabete García Elua (@_milmariposas_)



    Eva Martínez / Traditori (@evamariamrtz)


    Laura F. Farhall (@lfftrans)



    Ambas tarjetas de Yedra (@yedratrad)




    Javier Mallo (@javmallo)

    Adela Brotons (@adelabrotons)
    Nieves Gamonal (@surrealitybytes)
    Nieves Gamonal (@nievesgamonal)

    Curri Barceló (@currixan)

    Alberto Cabrerizo (@albercabrerizo)

    José Manuel Manteca (@jmmanteca)


    Scheherezade Surià (@Scheherezade_SL)

    Pablo Muñoz Sánchez (@pmstrad)


    Sara Hernández Pozuelo (@sarahdezpozuelo)

    Flor Aguilar (@SeulementFleur)

    Elena Fernández (@tragora4macion)

    Y por último, la de la menda :-) (@traducirco)


    miércoles, 13 de febrero de 2013

    ¡Mis primeras tarjetas de visita!



    Las tarjetas profesionales son imprescindibles para unos y poco útiles para otrosSin embargo, hay otros elementos más allá de la utilidad, como el diseño, la disposición o la elección de los datos, que pueden decir mucho de la persona e incluso hacer mucho por ella (justo ayer salió esta noticia). Dicho lo cual, os cuento:
    • En esta entrada presentaré... ¡mis primeras tarjetas!
    • Y mañana, ¡una recopilación de tarjetas de traductores!
    He de admitir que, al ser estudiante, veía innecesario y precipitado encargar tarjetas profesionales. No obstante, me he dado cuenta de que cuando se asiste a saraos, siempre acaba habiendo lo que yo llamo un "momento tarjeta"aunque solo sea por curiosear cómo son las de los demás traductores. Por ello, decidí no darle más vueltas y dar el paso... ¡y... este es el resultado!










    ¿Cómo surgió la idea y el diseño?



    Cena informal en Madrid (1/2/13)
    @IdoiaEchenique y su marido, @jmtraductor, @galanbarrera, @nataliapbermejo, @traducinando, @STraductores, @yedratrad, (@pmstrad, @jmmanteca) @traducirco y @elenlille (¡Rubia!)

    Surgió hace apenas unos días, en la reunión informal que organicé en Madrid el pasado 1 de febrero. Una cena genial y muy divertida, por cierto :-) El caso es que, después de unos cuantos patés, quesos, pizzas y copas (¿o las copas fueron después?), llegó el "momento tarjeta" y todos los presentes se echaron la mano al bolsillo. Como en otras ocasiones, yo no tenía nada que ofrecer, así que, por hacer la gracia, rebusqué en mi cartera para ver qué podía hacer y encontré un metrobus gastado (el abono de transporte de 10 viajes de Madrid). Eché mi firma, puse mi Twitter y lo fui pasando por la mesa. Todo en plan broma, claro. 

    De donde surgió la idea
    Ahí se habría quedado todo si no fuera porque hace unos días María Galán (@galanbarrera), una chica encantadora y emprendedora donde las haya, me mandó por Facebook una foto de un álbum en el que había incluido mi metrobus y me dijo que le había encantado y se negaba a tirarlo. Y así, de repente, pensé... ¡oye, pues la verdad es que es original! ... ¡Voy a hacerlo! Así que entré en Moo para ver qué podía idear. "Minicards" > diseño> > datos y... ¡tachán! Me tiré a la piscina y encargué el pedido mínimo (100 tarjetas), que con gastos de envío, IVA y un descuento que encontré en Google, me salió por poco más de 16 euros. Ah, ¡y encima me llegó 9 días antes de lo estimado en el pedido inicial!

    En resumen, este es el origen, proceso y resultado de la creación de mis primeras tarjetas de visita. Espero poder enseñároslas en persona en algún sarao cercano (que, si no se improvisa nada antes, será el Eneti 2013). 

    ¡Mañana la siguiente entrega de esta entrada, con una recopilación de tarjetas de traductores!