domingo, 18 de octubre de 2015

¿Qué hay en la oficina de Traducir&Co?

Uno de los temas más tratados en los blogs de traducción es el de la oficina del traductor. En estos casi cuatro años de existencia de Traducir&Co, no había sido pertinente escribirla porque mi "oficina" se componía de un portátil y... ya. Al principio, por ser estudiante y, después, por trabajar en plantilla. Me conformé con escribir sobre qué guarda un traductor en su cajón.

Ahora que estoy establecida como autónoma ya sí puedo publicar esta entrada y contaros de qué se compone mi oficina (¿o debería llamarlo coworking, ya que estamos dos? :-)) y también, como curiosidad, cuánto cuesta . He ido comprando los siguientes elementos y accesorios poco a poco, la mayoría a través de Amazon. Después de la prueba de Kindle Unlimited gratuita, ahora estoy probando los 30 días gratis de Amazon Premium que, sinceramente, merecen mucho la pena. Si os queréis pillar algo, ¡os he dejado los enlaces a cada cosa!

  • El ordenador (¡870 €!): el mío es un Sony VAIO de 13 pulgadas y 8 GB de RAM (no pongo enlace porque se dejó de fabricar) que me compré después de vender mi Mac. Es el más fino del mercado y pesa solo 1,06 kg. Costaba unos 1300 euros, pero se me quedó en 870 porque me lo compré "reacondicionado" (refurbished, es decir, que alguien lo ha comprado, lo ha devuelto y Sony lo ha dejado como nuevo, pero ya no se puede vender como tal). Es ideal para llevarlo y traerlo, que es para lo que inicialmente lo había pensado, pero ahora lo tengo conectado a un monitor externo y no tengo ninguna queja.


  • El monitor (289 €): me acabo de comprar este monitor Dell de 24,1 pulgadas y resolución de 1920 x 1200. Es ajustable (así que no hace falta tener debajo un trasto o libros para ponerlo a la altura de los ojos) y antirreflectante, lo cual es muy útil si tienes una ventana detrás como yo.


  • El teclado (40 €): tengo este teclado Microsoft que es inalámbrico y tiene botones tan útiles como el de la calculadora, el de volumen/stop/pause, ampliar y reducir, etc. Además no hace demasiado ruido al teclear (que era una de las cosas que más me importaban) e incluye el ratón.


  • El reposamuñecas (I) (17,5 €): como puse hace poco en Facebook, me he pillado este reposamuñecas de gel para ratón que me va a evitar tener que rozar la muñeca constantemente con el borde de la mesa (muy incómodo y seguro que a la larga, poco sano). Sé que un síndrome habitual entre quienes trabajamos mucho tiempo ante el ordenador es el del síndrome del metacarpiano, así que prefiero prevenir que curar.








  • El reposapiés (44 €): me he comprado este reposapiés, ya que la mesa me pilla alta y no hay nada peor que tener los pies colgando. Es bastante caro para lo que es, pero es antideslizante (aunque el suelo sea madera barnizada) y es regulable a varias alturas. Además, puedes elegir la posición de la plataforma.

  • La silla (179 €): Me compré la silla Markus después de que @pmstrad me hablara maravilla de ellas y comprobar que varios compañeros también habían optado por este modelo. Cuando la probé y vi lo cómoda que era (además de ajustable, transpirable, etc.), me decidí sin dudarlo. ¡NO juguéis con la espalda...!


  • El capricho (28,5 €): Ehhh... sí, me he pillado este calientapiés porque... bueno, pues porque tengo los pies fríos en invierno... xD.


En total, 1500 euros (sin contar la mesa, con la que ya contaba). ¡Una oficina útil, cómoda y acogedora! Bueno, pues ya "me conocéis" un poquito más. ¡Hasta otra!

lunes, 12 de octubre de 2015

Trucos para buscar en Google y otras delicias productivas

Mira cómo se ha quedado esta fresa al enterarse de todos estos "trucos"

¿Sabíais que el buscador de Google admite la búsqueda de hasta 32 palabras? ¿No? Pues ya lo sabéis. Ahora olvidadlo, porque después de leer esta entrada optimizaréis al máximo vuestra experiencia con algunos trucos de lo más útiles. Algunos ya los conoceréis y los usaréis a diario y otros, probablemente, los empezaréis a usar en cuanto terminéis de leer la entrada. ¡Allá van!
  • Google NO distingue las mayúsculas: no perdáis tiempo escribiéndolas en Chrome, porque ni siquiera utilizando el método de las comillas (del que hablaré después) podréis acotar la búsqueda. Sin embargo, podéis instalar este fantástico recurso en Chrome (seguid las instrucciones que se indican en la página ¡y podréis hacer una búsqueda sensible a las mayúsculas!).
  • Interpretación de los guiones entre palabras: si buscáis "email", os aparecerán los resultados de "email", pero si buscáis "e-mail", os aparecerán los resultados de "e-mail", "email" e "e mail". ¿Sabías eso? ;-)
  • Comillas: seguro que sabéis que al buscar un término o expresión entrecomillados, os aparecerán en el buscador los resultados que coincidan exactamente con lo que habéis introducido. Lo que quizá no supierais es que aquello que nos enseñaron de añadir el símbolo "+" lleva sin funcionar desde 2011. Ahora, si quieres obtener el resultado de: traducción + videojuegos, basta con que introduzcas: traducción "videojuegos".
  • Acotar las búsquedas a un sitio web con "site:": si después del término que estáis buscando escribís "site:_____", solo os aparecerán los resultados que figuren en el sitio web que hayáis especificado. Por ejemplo, si buscamos "'María García' site:usal.es", nos aparecerán todas las menciones a la tal "María García" en el sitio web de la Universidad de Salamanca. Ah, y no hace falta poner "www".
  • Guion (-): si buscáis un término y colocáis un guion justo delante del siguiente término, os buscará el primero solo en aquellos casos donde no venga acompañado del segundo. Por ejemplo, si buscáis "razas de perro -labrador", os aparecerán las páginas donde se habla de todas las razas de perro excepto del labrador.
  • Dos puntos consecutivos (..): si ponéis dos puntos consecutivos entre dos números (fechas, por ejemplo), el buscador os devolverá resultados comprendidos entre una fecha y otra. Por ejemplo: "películas 2005..2007".
  • Asterisco (*): Google interpreta el asterisco como una variable, así que si, por ejemplo, solo os acordáis/sabéis una parte de un título/fórmula/frase, bastará con poner el asterisco para que Google muestre los resultados. Por ejemplo: "Don de * de España" devolverá páginas sobre Don Juan de España, Don Felipe III de España, etc.
Y dejadme enseñaros también un maravilloso atajo que me enseñó @pmstrad. ¿Sabíais que podíais buscar directamente en WR desde la barra de búsqueda de Chrome? Y quien dice WR, dice lo que vosotros queráis. Para ello, hay que ir a la configuración de Chrome > Administrar motores de búsqueda y sustituir la URL de WordReference de la columna central por "wr". (Si no os aparece WordReference, lo añadís). De esta forma, podréis buscar en WordReference directamente desde la barra de búsqueda.



Resultado:


Por último, por si no lo conocíais, hay un recurso utilísimo llamado Session Buddy, que permite guardar varias sesiones de Chrome con distintas pestañas abiertas. Por ejemplo, podéis tener una de "Traducir" (con WR, Linguee, el DRAE, IAET, etc.), otra de "Redes sociales" (Facebook, Twitter, LinkedIn, Feedly, etc.) y otra de "Noticias" (RTVE, La Vanguardia, El Mundo, El País, etc.). ¡Es uno de los mejores recursos que he visto (gracias a Sara L. por enseñármelo)!



Si conocéis algunos más, ¡compartidlos! :-)

Fuente de los atajos: GoogleGuide.com